module and plugin to add google adsense to joomla based websites
Bill Hicks: Inconformismo y Música PDF Imprimir E-mail
Domingo, 04 de Noviembre de 2012 17:13


Es un hecho que vivimos en una época marcada por el inconformismo, en que la crítica al sistema está a la orden del día, ya sea porque internet le permite a la gente estar al tanto de los sucesos políticos otorgando voz a muchos, o sencillamente porque estos fenómenos contra el establecimiento se dan de manera cíclica y generacional. Se materializan entonces movimientos como Los Indignados, Occupy Wall Street o el controvertido Zeitgeist Movement, entre muchos otros. Sin embargo, los voceros de estos discursos aparecen en todos los espacios y disciplinas, y por supuesto, las artes son prolíficas al respecto. Concentrémonos por ahora en la música y la comedia.



En el mundo musical existen muchísimos casos de individuos preocupados por lo que está pasando, desde las legendarias bandas de punk de los años setenta como The Clash, hasta el interés por el llamado NWO (para muchos exótico) de intérpretes como Matthew Bellamy de The Muse; asimismo, una forma de arte poco valorada (considerada incluso como vano entretenimiento), se constituye en una de las principales formas de crítica; los ejemplos van desde el asesinado Jaime Garzón, hasta los comediantes del popular Saturday Night Live.

 


Más interesante aún, es cuando genios de distintas disciplinas “resuenan en conceptos similares”. Este es el caso del difunto comediante Bill Hicks y los miembros de algunas bandas de culto como Tool, Rage Againstthe Machine y Radiohead, entre muchos otros artistas de distintas disciplinas que han incorporado referencias al trabajo del cómico en sus propias creaciones. Las influencias extra-musicales aparecen comúnmente, y no es exclusivo de las bandas citadas. Buscar inspiración en otros temas es usual en todas las artes. La política y lo social, son sin duda unos de las más recurrentes, pero no lo es tanto el humor político y social.



El interés por Hicks ha crecido notablemente en los años posteriores a su muerte en 1994, hasta llegar al punto de convertirse en un culto a su personalidad. Sus fans lo adoran de una manera similar a la que un adolescente admira a sus músicos favoritos. Se le ha llamado “genio” y muchos aceptan que además de comediante era un comentarista social. Se caracterizaba por un estilo humorístico irreverente en el que subyacía un discurso anti-establishment. Criticaba abiertamente el extremismo religioso, la codicia corporativa y los excesos gubernamentales; Hicks bromeaba con que la única salida posible para los publicistas y su trabajo era el suicidio. Seguramente en este punto –el discurso crítico– es en donde convergen con mayor fuerza el comediante y estas bandas.



Las anécdotas se cuentan por montones, es muy conocida la ocasión en que Hicks terminó un show cantando el icónico coro de “Killing in the name” mientras destrozaba su micrófono a golpes. El hecho de que cantara la canción más reconocida de RATM, (famosa por su uso reiterado de un lenguaje fuerte, sus particulares riffs y un mensaje que puede interpretarse ‘en contra de la guerra’), nos muestra su simpatía por la banda (cosa que afirmaba) y sus posturas políticas –las cuales, por cierto, no se pueden tildar de moderadas–.  Así mismo, la banda ha admitido su admiración hacia Hicks.



Radiohead –que compartió escenario con RATM en Lolapalloza de 2008–también ‘resuena’ junto a Hicks. Como sucedía con el cómico, están bien informados y poseen una agudeza en la expresión. Además de dedicarle su mítico álbum The Bends (en el que las letras de la banda comienzan a evolucionar hacia temas más globales y sociales), el vocalista, Thom Yorke, aparece junto con otros artistas en un libro llamado “What Would Bill Hicks Say” de Ben Mack, escrito en memoria del comediante. En alguna ocasión Yorke mencionó que él “era capaz de hacer que cosas escalofriantes fueran cómicas, y de esta manera hacía parecer que estaban bien”, mientras que Johnny Greenwood afirmó que: “él veía las cosas de una manera muy acertada” y, que no era como los demás cómicos, alabando su humor negro.



Pero tal vez el ejemplo más representativo de esta comunión, sea el que se da con la banda Tool, quienes en sus inicios casualmente también giraron junto a RATM, y en especial con su vocalista, Maynard James Keenan. Ambos, poseen un sentido de crítica a través del arte, si bien los músicos lo hacen con un tono pesimista y directo, el comediante lo lleva a cabo, evidentemente, en medio de la burla y la sátira. El hecho de que Maynard James Keenan, tenga un lado de comediante, a la vez que Hicks tenga una faceta musical (basta con ver sus sketcheso escuchar sus discos), los conecta de una manera interesante, sin mencionar el hecho de que ambos son defensores del consumo de narcóticos como parte de una búsqueda interna y como herramienta creativa. Además de dedicarse a la enología (posee un viñedo al que dedica la mayoría de su tiempo), Keenanse ha aventurado en el mundo de la actuación, y al igual que Hicks, en el Stand up Comedy. De vez en cuando se sube al escenario para hacer algo de improvisación y actúa en noches de open mics en Los Ángeles; también apareció en Mr. Show, una serie cómica de sketch, y en la dos partes de las películas Bikini Bandits en donde interpreta a Satán.



En su último concierto de la gira de Lollapalooza en 1992, Hicks, fue invitado a presentar la banda. Le pidió a las miles de personas presentes que por favor se quedaran quietos y lo ayudaran a buscar uno de sus lentes de contacto, al parecer la audiencia lo encontró tan gracioso que decidieron hacerle caso. Años después Keenan haría la misma broma en otro concierto. Después de su muerte, Tool le dedicó su legendario álbum Ænima, el cual hace referencia al disco de Hicks: Arizona Bay. En las letras de las canciones “Thirdeye” y “Ænima”, utilizan fragmentos del sketch (ya sea en la letra o por medio de samples) cuyo argumento se basa en la visión de Los Ángeles siendo consumido por el océano pacifico en un evento apocalíptico. Así mismo, el arte del disco cuenta con referencias a Hicks.



Tal vez sea porque vivimos en una época de inconformismo o porque comedia y música hacen una buena pareja (gracias a que probablemente sean las dos formas de expresión más nobles que tiene el ser humano), pero en todo caso, la relación de estos grandes artistas inspira la admiración de muchos, un sentimiento de inconformismo y un deseo de cambio en la sociedad.

Por: Rafael Oliver
www.facebook.com/rapsodiaoliver

 

 

 

 

Bill Hicks: Inconformismo y Música
Última actualización el Domingo, 04 de Noviembre de 2012 18:15
 
Próximos Eventos

No current events.


Ir a edición digital 12
Ir a edición digital 11

Ir a edición digital 10

Ir a edición digital 09

Ir a edición digital 06

Ir a edición digital 06

Ir a edición digital 06

Ir a edición digital 05

Ir a edición digital 03

Ir a edición digital 03

Ir a edición digital 02

Ir a edición digital 01

Puntos de distribución

Siguenos en tu red social favorita
Music Machine Facebook Music Machine Myspace Music Machine Twitter

Artistas del mes



LIANNA

Video Recomendado


Cuarteto de Nos

Miguel Gritar

GalerÍa
Banner
Banner
Banner