Taking too long? Close loading screen.
Música

Ali aka Mind, sinónimo de Rap colombiano

Ali aka Mind, sinónimo de Rap colombiano

Por Juan Sebastián Molina G. – @zehtyan

Hace unos años, que una canción de rap sonara en la radio tradicional era todo un acontecimiento, era algo casi imposible que sucediera y mucho más si se trataba de una canción en español. Los periódicos y canales de televisión, quizás, no estaban listos en ese momento para presentar las letras directas, espontáneas  y sin censura que traían los raperos. Porque el rap, en su estado más puro, siempre se ha presentado tal y como es, y de esta misma forma quiere contar su realidad; para que el mundo lo conozca sin maquillaje, transparente y sincero.

Por esos días, los medios eran limitados, pero no sucedía lo mismo con las ganas y el ingenio de los raperos en Colombia, que desde la independencia ya comenzaban a gestionar sus propios espacios para sonar sus canciones y presentar su música.

El Hip Hop poco a poco creaba su propio mundo, un mundo paralelo a lo que sucedía en el mainstream de la música nacional en ese momento,  y donde ya empezaban a salir a la luz varios nombres como Contacto Rap, La Etnnia y Gotas de Rap, que a pulso se abrían paso y sembraban las bases de un futuro prometedor para el rap colombiano. Un futuro que se construía en silencio, con disciplina y, por supuesto, con un inmenso talento que día a día se pulía con el habito de las personas exitosas: la disciplina

En el barrio Galán, en pleno centro occidente de la capital colombiana las rimas de un joven amante del skate, de pantalones anchos y frenillos, comenzaban a sonar. Un joven bautizado con el nombre de un campeón, de apellido imponente y sonoro; y que tenía en su mente todo lo necesario para sobrevivir en el incierto mundo de la música,. Su nombre: Alí Rey Montoya.

Capital Special fue el grupo con el cual inició la travesía. Después continuó como solista, se mudó a Ecuador y posteriormente vivió un buen tiempo en Argentina. Grabó discos, nos presentó  en 19 canciones su “Rap Conciencia”, rodó videos y con “Sigo en la mía”, su nombre tomaba cada vez más fuerza en el panorama local. Desde la lejanía, Colombia lo sentía cada vez más cercano. Sus letras hablaban de situaciones locales que describían la cotidianidad, esa misma cotidianidad que vivían miles de jóvenes en América Latina y que estaba siendo narrada por uno de ellos.

Después de esto, en una descarga de sinceridad, presenta “Hoy quiero confesarles”, el  primer sencillo de su siguiente disco “Palabras del alma”, un disco donde la influencia de la poesía se puede sentir presente en todas sus canciones.

Como su nombre lo dice, el disco fue el resultado de lo que se encontraba en el alma del artista y que necesitaba ser compartido como forma de catarsis. Una búsqueda por sus raíces, donde una nostalgia constante es acompañada de una intensa rebeldía que nos muestran un lado más personal de este joven bogotano, que seguía escalando y su trabajo no dejaba de sorprender al país.

Dos años después, el joven ya no es tan joven, y detrás de la ropa ancha que siempre lo ha caracterizado, se encontraba un hombre maduro, con una visión mucho más amplia de la música y de lo que estaba sucediendo con su música. Cada vez habían más conciertos, muchas de sus canciones ya se habían posicionado, hasta el punto de convertirse en himnos como “Mi raíz”, “Discúlpame” o “Señor papel”, había un público esperando nueva música y muchos más oídos por conquistar.

En el 2014 presenta su tercer trabajo discográfico llamado “Mestizo”, un disco donde se da la oportunidad de explorar nuevos sonidos y, al mismo tiempo, el lujo de contar con la  colaboración de artistas de re nombre internacional como Akil de Jurassic 5 y Rakaa de Dilated Peoples.

[Mira el video de MI CIUDAD ES FRESCA de Ali aka Mind]

Este era el futuro que se venía construyendo desde años atrás. El rap colombiano había encontrado en la voz de Alí esa historia de lucha, aguante y resistencia con la cual muchos se sentían identificados. Habían visto el crecimiento de un artista, que desde el barrio Galán había hecho eco en diferentes países, dejando el nombre del país en lo alto y logrando que muchos ojos voltearan a mirar lo que estaba sucediendo Colombia.

Ali aka Mind sobrevivió a una escena muchas veces ingrata con sus artistas, sembró la lealtad en su público y hoy recoge los frutos de un trabajo de años. En homenaje a ese renacimiento personal, el volver a su ciudad natal después de su tiempo en el exterior y de haber girado por el mundo llevado la bandera del rap colombiano por muchas tarimas, lanza un disco con un nombre esperanzador, con el cual se define como artista, como persona y como luchador. Su nuevo y más reciente álbum lo tituló: “Sobreviviente”.

Cada canción de este disco es una radiografía de lo que ha sido su trayectoria, donde todas sus letras tiene algo de Quito, de Buenos Aires y de cada lugar que Ali aka Mind ha pisado. Es un manifiesto a la vida, que describe sus sentimientos, recuerda sus raíces y donde celebra la existencia de la prolongación de su existencia con “Emily”, canción dedicada a su pequeña hija.

Hoy en día, encender la radio y escuchar una canción de rap en español no es un suceso. Porque hay medios que le comenzaron a creer al Hip Hop, porque los periódicos y los canales de televisión han, poco a poco, ido perdiendo el miedo y le han abierto las puertas al rap, gracias a personas como Alí.

Porque Al aka Mind es sinónimo de rap, porque siempre se ha presentado tal y como es, y porque de esta misma forma quiere contar su realidad; para que el mundo lo conozca sin maquillaje, transparente y sincero.

QUE PIENSAS?

To Top