Taking too long? Close loading screen.
Música

Anatomía de la canción

Entender la estructura de la canción es fundamental tanto a la hora del ensayo como a la hora de componer. Si tenemos clara la forma de la canción va a ser fácil construirla, si tenemos dudas sobre las partes, podemos terminar con una canción redundante, aburrida; también podemos ahorrarnos además muchos dolores de cabeza a la hora de tocar con otros músicos si todos entendemos cuál es la segunda estrofa. Ahorrémonos madrazos…

Por  Mauricio Andrés Rodríguez – @MGuezz

Comic 1 Comic 2 Comic 3

Morfología para Dummies

¿Morfoloqué? Tranquilos, se oye miedoso pero no lo es. La morfología es el estudio de la estructura y proviene del análisis de la estructura de obras literarias. Sin embargo desde el siglo XVII se viene aplicando sistemáticamente al estudio de las formas musicales. El lío para nosotros, los que nos interesa la música del siglo XX y XXI, es que la gran mayoría de textos involucran análisis de obras académicas. Hay tomos y tomos sobre Bach y Wagner y más bien pocos sobre Hendrix y Reznor. Las herramientas con que se analiza la música académica resultan obsoletas a la hora de analizar la música popular, debemos construir una forma de entender las canciones que aplique a la música de nuestros tiempos.

Con esto en mente me dediqué a analizar 60 canciones que han ocupado los primeros lugares en los conteos de la Billboard. ¿Por qué Billboard? Porque es básicamente el único medidor confiable que tenemos de la popularidad de las canciones. De ninguna manera creo que Billboard tenga la última palabra ni que esas canciones sean de mejor calidad que muchas otras grandes canciones que nunca llegaron al #1. Era mi intención hacer un análisis serio de la canción popular, no de las canciones que a mí me gustan, y siguiendo las canciones del conteo de Billboard aseguraba tener un panorama realista de lo que es la morfología de la canción popular. Analicé 10 canciones de cada década desde 1950 hasta el 2009, todas ocuparon el #1 por varias semanas.

Las partes importantes

Para entender la anatomía de la canción hay que separar la canción en sus partes importantes, y lo que encontré es que hay 3 partes fundamentales en la canción popular: estrofa, coro y puente. Todas las canciones que analicé tenían alguna estructura basada en estrofas y coros, y el 83% de las canciones tenía un puente. Quiere decir que lo que entendemos por canción popular está compuesta estrofas, coros y en algunos casos puentes. Vamos definiendo:

  • Estrofa o verso (V): Un pasaje musical que se repite sobre el curso de la canción. Las repeticiones comparten la misma melodía, armonía y ritmo, con algunas variaciones. No obstante es muy común que cada repetición tenga una letra diferente a la anterior.
  • Coro (C): El pasaje musical que se repite más veces en la canción. Todas las repeticiones del coro comparten la mayoría de elementos, incluyendo la misma letra. Los cambios tienen que ver con elementos de la producción que añaden energía, especialmente hacia el final de la canción.
  • Puente (B): El puente usualmente introduce contraste a las otras partes de la canción. Hay muchos tipos de puentes, con “solos” de algún instrumento, pasajes instrumentales, incluso con melodías cantadas o habladas. El puente por lo general aparece una sola vez en la canción y no debemos confundirlo con otros pequeños puentes que sirven para conectar partes. Por puente nos referimos a una sola parte, usualmente de la misma duración o incluso mayor que la de un coro.

Las conexiones

Una vez tenemos las partes importantes es hora de conectarlas. Una canción puede perfectamente existir solamente con sus partes principales, sin embargo hay toda una serie de recursos que nos permiten controlar la energía y la claridad con que se construye la canción. Imaginen por ejemplo que van a invitar a la novia/novio a un motel y le dicen:

“Yo querer tirar”

¿Un poco burdo no les parece? Algo así sería si nuestra canción sólo estuviera compuesta por las partes principales. Al grano pero sin mucha elegancia. Y tanto en el amor como en la música hay que tener tacto, por eso las siguientes partes nos van a ayudar a suavizar las transiciones para lograr una noche de pasión y no una cachetada en la cara.

  • Intro (i): La primera parte de una canción. Usualmente introduce el ambiente general de la canción, muchas veces esto incluye el beat. No incluye los temas principales de la canción y si lo hace lo resuelve de una forma que no los delata completamente.
  • Pre-coro (pC): Una parte diseñada para introducir al coro. Usualmente se encuentra después del verso y varía armónicamente con respecto al verso que le precede. La letra de los pre-coros es usualmente la misma. Los pre-coros son usados para resaltar la entrada del coro.
  • Post-coro (post-C): Una parte que sigue después del coro. Usualmente mantiene la energía del coro.
  • Pre-verso (pV): Una parte diseñada para introducir al verso después de alguna otra parte. Usualmente toma su material de la introducción y usa la misma energía de la estrofa.
  • Outro (o): La última parte de la canción, su función es conducir la canción de nuevo al silencio.

Fíjense que todas estas partes pueden ser vistas como puentes entre las partes importantes, de ahí las confusiones que se dan cuando alguien habla del puente. Yo les propongo que dejemos la palabra puente para EL puente (B). Es como pararse en un centro comercial y gritar “¡Juan!” y ver que el 90% de los hombres voltearían a mirar… es mejor ser específico. Todos estos otros pasajes transitorios los podemos definir con relación a su función y de esa manera no perdernos en un mar de juanes.

[Lea también Treinta años de la mano de un hijo llamado La Pestilencia]

¿Qué tienen en común “Oops I did it Again” de Britney Spears y “Smells like Teen Spirit” de Nirvana?

Más de lo que creen. Con estas definiciones ahora podemos sentarnos a analizar parte por parte para ver en qué orden aparecen las partes de una canción. El resultado es sorprendente, resulta que casi la mitad de las canciones comparten una estructura similar, con sólo algunas variaciones en cuanto a sus conexiones.

CHART 1

Fíjense en A y B, son muy similares, la única diferencia es que la estructura B tiene un verso antes del último coro. Sin embargo algunos puentes tienen partes que al final involucran alguna variación de un verso, lo que quiere decir que podríamos considerar que A es una variación de B. En realidad en el estudio completo encontré que las canciones del grupo B son de las décadas de los 60’s y 70’s, mientras que las del grupo A son de los 80’s para adelante. Esto indica que las canciones van evolucionando… pero eso es otro tema distinto que merece un artículo completo. En todo caso si sumamos A y B tenemos que el 40% de las canciones que son exitosas tienen una estructura basada en V-C-V-C-B-C. Smells like Teen Spirit, Oops I did it again y muchas más son idénticas en cuanto a su estructura.

El otro 50%

Ahora, no porque yo les dije esto les estoy diciendo que salgan y copien esa estructura y con eso se garantizan la fama y la fortuna. Si se fijan, el otro 50% de las canciones tenía alguna estructura única, o que sólo se repetía un par de veces. Lo que hay que entender es que una canción debe tener una estructura, y esta estructura puede favorecerla o hacerle daño, hay que probar varias y dejar que la canción funcione con la estructura que más le convenga. Esto puede significar que quede entre el 50% de las canciones únicas o dentro del 40% que son parecidas, no importa, lo clave es que la estructura sepa mostrar lo mejor de la canción.

El experimento

Para cerrar mi investigación produje 3 canciones, o bueno, produje una sola canción pero la estructuré de 3 formas distintas. Luego las mandé a un estudio de mercado a ver qué opinaba el público, mi teoría era que siendo la misma canción, con los mismos elementos de producción la diferencia entre la puntuación de los usuarios sería consecuencia de la estructura. Cuando llegaron los resultados encontré un sorprendente 20% de diferencia entre la versión mejor puntuada y la peor puntuada. Irónicamente la que menos gustó fue la que estaba basada en la tradicional V-C-V-C-B-C. Pero fíjense ustedes, la estructura adecuada hizo que mi canción pasara de un 55% de potencial de mercado a un respetable 75%. La estructura sí importa, para propuestas indecentes y para hacer canciones.

Con el tiempo estaré publicando los resultados completos del estudio, hay muchas otras cosas interesantes, mientras tanto los espero en www.arsfutura.org con muchos más tips y tutoriales gratuitos para que cada vez hagamos mejor música.

Hagan música.

QUE PIENSAS?

To Top